15/6/12

Cebolla, plantas mágicas

enlaces patrocinados .

La cebolla en la era Victoriana de Inglaterra. Si se unta el jugo de una cebolla sobre el bastón del maestro, este se partirá en dos cuando intente golpear al alumno.

Si tira uno la cáscara de cebolla, tirará su prosperidad, es mejor quemarlas (se dice que también atrae riqueza).

Si se tira una cebolla a la novia el día de su boda, asegurará que nunca llorará.

Los doctores de la Universidad de Newcastle han afirmado que la cebolla está muy indicada contra la trombosis coronaria, enfermedad que no lo olvidemos, causa víctimas por doquier. La revelación se produjo de una manera totalmente fortuita. Los médicos ingleses habían comprobado, en efecto, que esta planta es un anticoagulante muy poderoso, después de haberse enterado de que los palafreneros franceses curaban con cebolla a todos los caballos que padecían embolias.

Las cebollas pueden curar las mordeduras de perro, aliviar los dolores dentales, alejar enfermedades e incluso purificar el aire. Si se deja un pedazo de cebolla junto a la ventana, absorberá todos los gérmenes que quieran entrar.

A menudo las cebollas son un preventivo de las enfermedades infecciosas del ganado caballar y de los animales de corral.

Algunas personas creen que guardar en la casa cebollas o cáscaras de cebolla, traerá mala suerte.

Frotando los marcos y los muebles dorados con jugo de cebolla (que por otra parte, también sirve para limpiar y embellecer los cuadros al óleo), ahuyentaréis a las moscas.

La cebolla es uno de los componentes fundamentales de la alimentación.

Proporciona vigor; no es una casualidad que los centenarios de Europa central sean grandes comedores de cebolla. Tampoco es una casualidad que los reumatismos no triunfen allí donde reina la cebolla; nada tan disolvente como la cebolla; el ácido úrico no la resiste. Con sus sales de sodio y de potasa, la cebolla opone una barrera a todas las infecciones, por añadidura, contribuye a alcalinizar la sangre. Finalmente, la cebolla sirve para la supresión de la hidropesía, de las serosidades de cualquier origen y de los edemas. Es evidente que el hígado, que sirve de laboratorio, no puede presentar ninguna afección.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por sus comentarios. Los comentarios están moderados para evitar los spamers