Tus rituales

Almas gemelas: Métodos para encontrar y reconocer
www.tusrituales.net. Con la tecnología de Blogger.

Almas gemelas: Métodos para encontrar y reconocer

anuncios google



Existe mucha polémica acerca de qué significa la expresión «almas gemelas». La creencia más popular es la idea de «la media naranja». Ésta nace en la antigua Grecia con el mito andrógino.

Según ellos, los seres primordiales eran hermafroditas. Para debilitar su enorme potencial los dioses los dividieron en dos entidades, originando así los sexos separados.

Tomando en cuenta esta concepción, el amor podría definirse como la fuerza de atracción que impulsa a buscarse y a fundirse en un único ser a esas dos almas que formaron una unidad primigenia.

Sin embargo, encontrar ese amor o esa fuerza no resulta fácil, ya que el destino, por medio de las coincidencias, muchas veces juega un papel importante en este proceso.

A pesar de ello, existen ciertas técnicas o métodos que pueden acelerar ese encuentro con la otra mitad y que ayuda a prepararnos para la llegada de ese momento tan especial. Éstos se pueden realizar simultáneamente o por separados.

Método de la invocación interior para encontrar el alma gemela

Éste conlleva varios pasos:

Limpiar el armario: Para que una cosa nueva entre en usted debe eliminar cosas viejas. Para ello, se debe tomar unos días para limpiar el armario de toda esa ropa pasada de moda que no le queda ya bien porque ha cambiado de talla. Es necesario deshacerse de todo lo viejo e inútil y quedarse con lo útil, lo que le sienta bien y está en buen estado.

Mientras ordena el armario, se ordenará también su interior. Los viejos patrones caerán. Cuando haya terminado, espere un tiempo; la próxima vez que acuda a comprar ropa se sorprenderá a usted mismo eligiendo prendas completamente distintas. La limpieza de nuestro interior es un paso fundamental para encontrar el alma gemela, pues sin ella jamás la reconoceremos.

Invocar un guía: Los guías internos representan la parte sabia que reside en nuestras almas, y será la que reconocerá el alma gemela y la que ha de conducir dicho reencuentro. Por eso, si a dicha parte sabia le damos un nombre y un rostro será más fácil comunicarnos con ella o pedirle ayuda.

Para ello, relájese y, en estado de meditación, escoja un lugar donde se sienta a gusto y en completa paz. Visualícese en ese lugar, lleno de sosiego. Imagine cómo una estrella viene a buscarle y le lleva volando hacia otro sitio maravilloso: un templo. En él encontrará a su guía o guías, que podrán ser desde un familiar, un amigo admirado por usted, un personaje de ficción o un emblema del inconsciente colectivo. El o ellos, que son símbolos de sus partes de su inconsciente, serán sus compañeros en el viaje hacia su alma gemela. Cada vez que necesite su ayuda, sólo tendrá que pedírsela.

Visualizar el alma gemela: Colóquese en una posición cómoda -sentado, no tumbado- y comience a meditar activando sus siete chakras. Imagine que toma un ascensor que le conduce hasta un sótano y de esta manera se relajará. Cuando haya llegado a ese sótano, transfórmelo en un lugar precioso, un jardín, una playa, un bosque, que le inspire paz y felicidad. Puede acompañarle su guía. Llame a su alma gemela, intente verla. Imagínela. Fíjese en su aspecto físico, en su energía. Apunte sus primeras impresiones, pues esas son las importantes. Procure no juzgar, pues aunque piense que se lo está inventando, las imágenes que le llegan salen del fondo de su inconsciente, y por ello, de una manera simbólica o real, se corresponden con una verdad.

Método del ritual de los cuarzos rosas para encontrar el alma gemela

El cuarzo rosa representa el amor por encima del egoísmo, pilar de toda relación, y puede considerarse la cristalización del amor. Es importante colocar dos arcanos del Tarot (Los Enamorados y El Sol) debajo de la almohada, junto a una fotografía suya reciente y atado todo con un lazo. Han de pasar siete noches, de lunes a domingo, en las que no debe dejar de visualizarla, con el cuarzo rosa en la mano izquierda.

Después de las siete noches, tomar el cuarzo rosa y plantarlo en una maceta, con tierra nueva y junto a semillas de albahaca (una de las doce plantas del paraíso) y hierbabuena, la planta del renacimiento.

Cuando ésta haya germinado, se coloca en una mesa entre dos velas, una blanca y otra rosa, un vaso de agua e incienso. Este altar representa los cuatro elementos de la naturaleza: Tierra (la planta), Fuego (las velas), Agua (el vaso) y Aire (el incienso). Tocando los materiales, tiene que venir definida la imagen del alma gemela.

Para invocarla debe llamarla pidiendo que acuda al encuentro, se debe hablarle y compartir la experiencia con ella y dedicarle un poema o una oración.

Método astrológico para encontrar el alma gemela

Otro método consiste en un profundo estudio de la carta astral de dos personas lo cual puede indicar si son almas gemelas o no. Ésta ha de estudiarse desde dos ramas de la astrología: la kármica y la sinastría.

La astrología kármica la contempla desde el punto de vista de los nodos lunares, puntos en el espacio situados al norte y sur dela Luna. La coincidencia de los nodos lunares con el signo, ascendente yla Luna de las dos cartas suele darse en esas personas que parecen conocerse desde siempre, a pesar de que nunca se hayan visto.

Desde la sinastría, que es el estudio de la compatibilidad de las cartas y consiste en superponer ambas para ver en qué puntos coinciden, lo más importante es, además de la conexión de Luna, Sol y Ascendente, la interrelación de los planetas, que determinarán el tipo de relación que tendrá la pareja.

Para que la unión afectiva de dos personas pueda considerarse propia de almas gemelas, no pueden faltar en sus cartas astrales Mercurio y la conjunción de Marte y Venus.

El planeta Mercurio determina la capacidad de comunicación, la complicidad, la telepatía. Las parejas de almas gemelas tienen una comunicación tan perfecta que en ocasiones sobran las palabras. El binomio Marte-Venus, es el matrimonio de la acción, lo masculino, el yang, con la química sexual, la atracción, el erotismo, la parte femenina, el yin.

El resto de los planetas influyen asimismo en la pareja, y cada uno de ellos en conjunción con los otros tiene un valor simbólico dentro de la relación:

Júpiter-Saturno: Son planetas sociales, indican la capacidad de integración de la pareja en el ámbito de la sociedad. Si ambos tienen un Júpiter bien aspectado, se contagiarán mutuamente su entusiasmo vital, y compartirán ideales y metas que lucharán por conseguir unidos. Saturno marca el sentido de responsabilidad, la exigencia del uno al otro en temas laborales y económicos, el sentido crítico.

Cuando Saturno tiene una presencia fuerte, resulta una pareja demasiado basada en las obligaciones, pudiendo carecer de juego y diversión. Urano-Neptuno-Plutón: Planetas generacionales, explican los extraños cruces de generaciones en algunas parejas, entre cuyos componentes hay diferencias de ocho, quince o veinte años.

Urano es el planeta de la libertad y la experimentación. Si hay una buena conexión de este planeta, respetarán mutuamente la individualidad del otro. Neptuno representa la profundidad y trascendencia, la ensoñación. Las parejas que tiene bien aspectado a Neptuno, disfrutarán meditando juntos, analizando sus sueños, profundizando en la espiritualidad.

El planeta Plutón representa la capacidad de transformación personal. Otorga la habilidad de comprender el proceso de transformación del otro, y la ausencia de este planeta puede hacer que el no entendimiento mutuo acabe con la relación.

0 comentarios:

Publicar un comentario

AdSense




Te puede interresar

Encuentra tarot amor, tarot esoterico, como hacer conjuros de amor, conjuros para el amor efectivos, magia blanca para amor, Espiritualidad, consejos y autoayuda